Los beneficios de la Poesía en el Salón de Clases

En un panorama educativo que resta importancia a la expresión creativa a favor de la escritura expositiva y prioriza el análisis de textos no literarios, los profesores de literatura de secundaria tienen que negociar entre sus preferencias y la forma en que sopla el viento. Eso a veces significa sacrificio, y la poesía suele ser la primera cabeza en rodar.

Sin embargo, la poesía permite a los profesores enseñar a sus alumnos a escribir, leer y comprender cualquier texto y puede brindar a los estudiantes una salida saludable para las emociones que surgen.  Necesitamos la poesía.

Del mismo modo que los servicios de un cerrajero es primordial para la seguridad de tu hogar, la lectura de la poesía lo es para la lecto-escritura.

Beneficios de la Poesía

  • Fomenta la confianza y la empatía ante los compañeros de clase al practicar la lectura en voz alta, al mismo tiempo que  enfatiza el hablar y escuchar.
  • La poesía promueve la alfabetización, construye una comunidad y fomenta la resilencia emocional. Puede cruzar fronteras que pocas otras cosas pueden.
  • La poesía les permite a los niños utilizar el lenguaje para que sirva a un propósito interno profundo, romper las reglas en el camino (gramática, puntuación, uso de mayúsculas) y encontrar voz, representación, comunidad tal vez.
  • Cuando se lee en voz alta, la poesía es ritmo y música y sonidos y golpes. Es posible que los bebés y los niños en edad preescolar, no comprendan todas las palabras o el significado, pero sentirán los ritmos, sentirán curiosidad por el significado de los sonidos y tal vez quieran crear los suyos propios.
  • Fortalece la resiliencia en niños y adultos; Fomenta el aprendizaje social y emocional. Una frase bien elaborada o dos en un poema pueden ayudarnos a ver una experiencia de una manera completamente nueva.
  • Podemos obtener una percepción que nos había eludido muchas veces, que nos da una nueva comprensión y fortaleza. William Butler Yeats dijo esto acerca de la poesía: «Es sangre, imaginación, intelecto corriendo juntos … Nos invita a tocar, saborear, escuchar y ver el mundo, y alejarnos de todo lo que es sólo del cerebro».
  • Muchos poemas son cortos, lo que los hace atractivos para lectores y escritores reacios o con dificultades que pueden trabajar con ellos en un período de tiempo abreviado.
  • Ayuda a los estudiantes a comprender el poder del lenguaje y les ayuda a ver el mundo de nuevas formas

Lamentablemente, las escuelas se han convertido en lugares de «solo cerebro», donde se enseña ciencia y tecnología, pero se tiende a dejar de lado el encontrar formas de sacar a la superficie otras formas de ser, otras formas de aprendizaje.

Hay que enseñarle a los jóvenes a encontrar formas de hablar sobre las cosas difíciles e inexplicables de la vida: la muerte y el sufrimiento e incluso la alegría y la transformación profundas.

Aprovecha este tiempo en casa para retomar el placer de la poesía, y animar a tus hijos a amar esta hermosa forma literaria, hacerlo elevará la lectura y escritura de poesía a un lugar de importancia en tu vida  y la de los tuyos.