¿Dónde está mi hijo?

Quizás te hayas preguntado si tienes el derecho escribir una poesía, si no eres un letrado, ni un escritor. La verdad es que una poesía la puede escribir quien tiene un sentimiento intenso que se puede plasmar  en forma de poema.

Obviamente la ortografía y el orden de la idea es importante, pero  más importante es el sentimiento, la realidad de esas palabras,  que te conecte con cualquier otro ser que la escuche, porque ha pasado lo mismo o ha entendido el sentimiento.

Una poesía vacía,  no viaja por el mundo, ni mucho menos impacta la mente  del otro.  no se trata de rimar fabulosamente algunas ideas, no se trata de usar las palabras impactantes y confusas literariamente.

Las personas guardan muchos sentimientos que otros jamás llegan a saber, las mujeres pueden albergar poesía en su mente sin que puedan saberlo. Una madre que pierde a su hijo aun teniéndolo cerca puede convertirse en un grandiosa poesía desde distintos enfoques.

Los padres creemos la mayoría de las veces que proteger a nuestros hijos o nuestra familia, solo basta con colocar productos de cerrajería como los que nos recomiendan los cerrajeros hoy en día, pero hay cosas mas complejas que atender para mantenerlos a salvo y son los valores.

Ya no es un niño

El primer impacto de una madre es ver que sus hijos, no van a hacer toda la vida niños, no solo crece el niño también crece la madre

Recuerdo que un día común desperté pero no solo vi el nuevo día, todo había empezado a cambiar, percibía algo distinto en mi pequeño, no se si era la forma de andar o de hablar. Me quede plasmada, porque sabia que ya nada iba a ser igual y aunque aun era pequeño ya no era un niño.

No sabia si sentir orgullo de este ser que salió de mi, o tristeza porque sentía que el tiempo de abrigo, juego y complicidad empezaban a terminar, ya no es un niño, ahora otras cosas le interesan y quizás se atreva a lograr otras cosas que tu nunca haría”.

Lo tengo que rescatar

Cuando un hijo cae en malos pasos, no se que es peor sentir, si pensar que ya lo has perdido en medio de la maldad, o pensar que puedes hacer algo para rescatarlo pero no sabes si puedes lograrlo.

“¿Donde esta mi hijo, en que momento se perdió en el camino?. Porque quiere estar con ellos, si sabe que mi casa es luz para su tranquilidad y mis brazos su paz. ¿Donde esta mi hijo?, ya no tengo armas para defenderlos, porque mi amor y lo que antes le importaba ahora no es nada, ¿te dejo partir para que aprendas lo que desea? ¿o te rescato de la oscuridad?”

Tienes que alejar

Otro gran dolor es ver partir a ese ser maravilloso que es tu hijo, sin remedio para retenerlo porque sabes que es lo realmente mejor para el.

Anda! Ve, sé grande, sé feliz, anda mi gran amor, aunque estés lejos, siempre estaré cerca, me llevas en tus pensamientos, en tu amor, en tu entereza, tomaras decisiones incluso mejores de las que yo ya tome y serás fuerte como te enseñe, pero sobre todo aprenderás a ser feliz, porque sabes que solo así valdrá la pena  ”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *